2010/06/10

Elegía

Yo siempre estudié en Monforte
y nunca podré olvidar
mis estudios, el deporte…
¡Bendita gente del norte!
Pero me tengo que marchar.

Me despido con un beso
de amigos que conocí
en el bachiller y la ESO
Recuerdos que tienen peso,
pero ya pronto me iré de aquí.

Otra etapa de la vida
empieza a abrirse ante mí.
Y lo que nunca se olvida
son el amigo y la amiga
que se quedaron aquí.